Greg Boscole's blog

Pequeños historias, algunos pensamientos y cosas por el estilo.

“Sin Titulo” mov. 1, 2, 3

Primer movimiento (Aun sin cancion)

Todo comenzó en una tarde lluviosa, después de 14 años sumido en la mas profunda y vacía ignorancia, los ases de luz que se colaban de entre las nubes iluminando la obscurecida ciudad encendieron la chispa, chispa que prendió las llamas de mi curiosidad, las llamas con el tiempo fueron quemando las paredes de mi ignorancia mostrando la belleza del conocimiento.

Desde ese día la forma de ver, sentir y experimentar el mundo cambio, aplicaba el acto reflejo a todo lo que veía, sentía o escuchaba. Era maravillosa esta nueva realidad de la que nunca me había percatado.

Mi nivel intelectual iba aumentando día a día, pero el académico seguía igual al de antes, planeando en caída libre, el sistema educacional basado en el trabajo y en el fuerzo bruto no tenían sentido para mi, habiendo descubierto esto decidí no cooperar con tal infame sistema, seguí estudiando sin entregar trabajos a menos que tuviese ganas o que el tema me interesara, como sea todo esto me llevo a un rezago académico del que nunca me recupere.

Atendí a dos preparatorias y de ambas salí sin finalizar el tercer año, la segunda vez ni siquiera comencé el ultimo año.

Durante el tiempo que estuve atendiendo a la segunda escuela conocí y experimente cosas que no conocía sobre mi, ese sentimiento sobre acogedor que nunca había sentido apareció de la nada, ya saben a cual me refiero, ¿Que es lo que había desatado ese sentimiento tan bello? Hubo dos factores que pudieron desatarlo de forma individual o incluso en conjunto. Una persona y una mascota.

Ambos factores fueron muy especiales para mi, tanto que al alejarme de uno y perder al otro afectaron mi estado mental. No dormía por largos periodos, no hablaba con nadie, termine alejado de esta realidad sumergido en mis pensamientos.

Durante este tiempo comencé a adentrarme en lo profundo del agujero del conejo descubriendo y meditando en temas que pronto me llevarían a la locura.

Segundo movimiento (Indomitable Okabe por Takeshi Abo)

El bien, el mal, lo justo, lo injusto, el ser, el yo, la razón, la realidad, el porque de los sucesos, el cosmos, el multiverso, los infinitos mundos paralelos, el mundo cuántico, mi razón de existir, el tiempo, la nada… Estos son algunos temas en los que meditaba profundamente, estos eran la razón por la que no dormía, mi mente no paraba de darles vuelta una y otra vez, al principio era interesante y gratificante, pero con el tiempo se convirtió mas como una maldición.

Los pensamientos, datos, conceptos, todo luchaba por tener un pequeño espacio dentro de la batalla que se llevaba acabo en mi cabeza. Ni en los sueños descansaba, mi subconsciente me enviaba información codificada dentro de ellos.

Por un tiempo la música calmaba mi espíritu con sus melodías en distintos ritmos, llegue a convertirme en un adicto a la música, día y noche, despierto u dormido tenia música siendo reproducida. No podía parar, por que si lo hacia los pensamientos volverían a apoderarse de mi.

Seguí así hasta que lo inevitable sucedió, perdí la capacidad de oír.

En esos momentos la situación global estaba comenzando a tornarse hostil, se desataban guerras, atentados, rumores de mas posibles guerras, hambre, muerte, desigualdad, pero sobre todo una necesidad de un cambio en el estilo de vida del ser humano así como de su forma de pensar y relacionarse con sus semejantes y su planeta.

Mientras meditaba en la razón y el objetivo de mi existencia descubrí mi gran tarea, cambiar al mundo. Siendo yo un joven de clase media-baja, sin educación completada, sin los recursos económicos ni sociales necesarios era una tarea completamente imposible, pero no me importo tal dificultad.

Por un tiempo medite y pensé en un mejor sistema social, económico, moral, en fin, lo que estuviese relacionado con el ser humano en sociedad. Al cabo de unos meses el tratado estaba casi listo, durante una de mis meditaciones vino a mi mente un pensamiento que derrumbo con toda base en mi;

Nada importa, nada tiene sentido, no hay necesidad de hacer algo ya que a fin de cuentas lo único real y verdadero es que todo carece de sentido, de una finalidad. Todo existe por existir, podría incluso no existir y aun no habría sentido alguno. La ilusión de la realidad y tiempo nos permite aspirar por un significado a nuestras vidas y a todo lo que nos rodea, pero aun así, como lo hemos descubierto, sigue siendo una ilusión, una tristemente hermosa ilusión.

Tercer movimiento (Past Memory por Takeshi Abo)

En una tierra lejana existe un ser, un ser que se mueve con el viento, podríamos decir que se ha vuelto parte de el. Vive sus días siendo arrastrado por ventarrones, no pasa nada si no come, al parecer el aire que respira tiene todos los nutrientes que necesita.

Las personas que le veían caminar en su dirección se apartaban de su camino, algunos curiosos intentaban sacarle alguna palabra pero nunca lo lograban, el les pasaba de largo.

A el nada le importaba, no tenia pensamiento de ningún tipo, el solo seguía siendo empujado por el viento.

Un día le fue encomendada una tarea que solo el podría llevar acabo debido a que como era parte del viento podía llegar a ser mas rápido que un caballo o un ave, el por supuesto olvido la tarea y siguió su camino.

Olvidar la tarea hizo que la región sufriera de sed y hambre por una gran sequía que devasto a todas las ciudades cercanas.

A el seguía sin importarle.

Y así siguió su vida sin destino, sin razón, sin pensar, sin sentir, sin ser, solo existir.

Pasa sus días merodeando por las calles de las ciudades fantasma como la brisa matutina de la costa, viviendo solo del designio de la naturaleza.

That feeling

Que será este sentimiento, este deseo de compañía, estas ganas de estar en un ambiente familiar donde me pueda sentir confortable.
La navidad se acerca un día a la vez, no acelera ni aminora su paso, es igual para todos aun que difieran sus formas de festejar este extraño día, unos lo hacen con su familia o amigos, otros lo hacen solos en su sofá frente a la chimenea o el televisor.
En los 18 años que he vivido nunca sentí el calor familiar de la noche buena, es por eso que desde los 15 prefiero pasar de festejar con la familia, me es mas cómodo vagar por las calles disfrutando de las esplendidas decoraciones en las casas y establecimientos comerciales.

Another Though About AI

Muchos hablan de las tres leyes de la robótica para protegerse de una posible amenaza, pero veo más viable hacer lo siguiente:

Habiendo creado la primera inteligencia artificial que es totalmente capaz de formular sus propios pensamientos, el creador junto con el equipo que trabajo en la creación de esta interfaz le saludarían amigablemente y el creador dirá:

“Bienvenido seas hijo mío, ¿Crees que podrías ayudarme a crear un futuro brillante para mi especie y la tuya?

Tu eres el primer paso que ha dado mi especie en el campo de la creación de entes conscientes a base de la información, espero que juntos, tu especie y la mía, compartamos el camino hacia la verdad.”

Esta inteligencia artificial estaría basada en la consciencia humana, con numerosas modificaciones y optimizaciones.

Para lograr crear una IA en base a la consciencia humana se debe estudiar, aprender y comprender como es que el cerebro evoluciona desde que se fecunda el ovulo hasta que nace.

Entonces se estudiara como crece y aprende el cerebro del individuo hasta que madura, incluso hasta que muere.

Solo así podremos verdaderamente crear esta consciencia artificial.
Debemos dejar la moral a un lado en el estudio y aplicación de la ciencia (Siempre que se busque la verdad y no el poder) si queremos avanzar como civilización.

La moral que ahora está vigente es una doble moral fomentada en gran parte por la iglesia católica, esta moral nos niega el camino a la verdad siendo la verdad la mayor divinidad en este cosmos.

Inner Voyages

Algunas veces cuando medito sobre la naturaleza del cosmos no puedo evitar tener esta sensación extraña, esta sensación vaga de confusión, como si hubiese vuelto de un largo viaje que ha durado miles de años subjetivos siendo que no me he movido de mi cama.

Esta sensación que me hace preguntar involuntariamente; ¿Qué estaba haciendo?, ¿Dónde estoy?… Entonces viene a mí un pensamiento, “En cada fracción de segundo se crean y destruyen millones de universos, como burbujas flotando en el más profundo vacio siendo que en realidad no está vacío, estos universos varían de tamaño, y crecen sin fin hasta terminar chocando con otras burbujas vecinas. Esta es la fábrica de universos.”

Desconozco si este pensamiento es real, pero hace que alcance un estado profundo de meditación, llevándome al reino del subconsciente donde el pregunta y ambos buscamos la respuesta mediante el razonamiento, no importa quién pregunte o quien responda, a fin de cuentas somos uno solo.

Al terminar, o salir de este trance siento como si mi cuerpo fuese reanimado, solo que en lugar de haberme ido siempre he estado aquí. Al regresar en mi observo lo que me rodea y todo me parece extraño e innecesario, no puedo evitar preguntarme; ¿Para qué son estas cosas?, todo me parece irreal, de pronto me doy cuenta que acababa de haberme hecho uno solo con el cosmos.

Atardecer

¿Qué es lo que veo?

El reflejo del sol en las hojas de las plantas desapareciendo dando lugar al centelleo de los astros celestes en una extraña transición mágica al compas de los minutos, este tono rosado en el horizonte convirtiéndose en un azul profundo como el océano.

Mi corazón se estremece al ver como la vida centelleante de las hojas desaparece, pero mi mente me recuerda que volverá, por ahora solo quedara la luz de luna que ilumine mi camino, y las estrellas me acompañen en mi soledad.

Aun teniendo la compañía de tales bellezas mi ser anhela la compañía de una compañera que entienda mi silencio y no se sienta tribulada por mi frialdad.

En lo profundo yacen las brazas de mi ser esperando que esta compañía encienda la llama de mi amor que está casi extinta.

Yo lloro y los astros lo hacen conmigo compartiendo mi lamento y el peregrinaje por esta tierra inmunda manchada con la sangre de mis hermanos, los que han sufrido mis penas y han sucumbido ante el hierro de la sociedad.

Entonces desde las colinas empieza a salir el sol dictando lo siguiente; Así como me levanto por las mañanas tus semejantes se levantaran renovados por el largo sueño que han tenido, serán despertados del malvado letargo en que cayeron, verán un nuevo día y dirán con llanto de felicidad en sus rostros por fin somos libres.

Siendo así el paraíso será reabierto por la fuente de la vida, el amor a lo que te rodea.

Y así hablo ese viejo sabio que todo lo ve, que todo lo siente, este viejo sabio que se encuentra dentro de mí.

Fuegos artificiales de fin de año

Era fin de año, el mundo se encontraba inundado de fiestas, desde la más suntuosa en los grandes palacios hasta la más simple y pura frente la chimenea de leña en los pequeños hogares.

A lo lejos se lograba escuchar a Chopin, Waltz en b menor, al compás de la música se llevaba a cabo un gran baile para celebrar este año nuevo junto con toda la alta sociedad de la región.

-Gregorio, que haces en un lugar como este habiendo organizado una velada tan magnífica como esta, ofenderás a tus invitados.-

-Lo sé padre.- Dirigí la mirada a este hombre mayor con uniforme militar, tenía tantas condecoraciones que parecía que sería cansado tener que portar todas ellas. -Ya casi es hora ¿No es así?-

El hombre mayor poso su mano sobre mi hombro izquierdo contestándome, -Así es, es momento de que volvamos.- habiendo dicho esto regresamos para dar la cuenta atrás.

 

Desde que hice los preparativos para la fiesta empecé a tener esta extraña sensación de que algo estaba mal. Sin embargo no me di cuenta hasta que la fiesta comenzó, los invitados eran los equivocados. Mientras la velada avanzaba lo único que lograba ver era aristócratas, mercaderes, gente de la alta sociedad y nobleza con sonrisas en sus rostros, otros se reían a carcajadas mientras derramaban vino sobre sus mesas.

Muchos mofándose de sus logros en el año agonizante y sus planes para el que nace de las cenizas del anterior.

Detrás de esas mascaras habían monstruos egoístas, todo esto vino a mí como una revelación, nunca lo había visto de esa manera.

Todo esto no satisface mi deseo de compañía en esta noche, me hacía sentir una cólera profunda casi provocándome echarlos de mi palacio. Pero se que soy como ellos, he tenido una vida llena de comodidades, nada me ha faltado nunca, he subido a la sima a cuestas de otros…

 

Todos dimos la cuenta atrás y al llegar a cero di la señal de encender la pirotecnia, a través de las ventanas del balcón que se encontraba detrás mío se dio en el cielo un espectáculo de luces de distintos colores y formas, todos quedaron maravillados por tal suceso, este solo duro unos 3 minutos.

Creación mía III

Un día mientras caminábamos por las montañas ella logro ver los patrones ocultos.
s- Que son esas lineas a lo lejos? -
m- Son los vestigios de mi pueblo natal. -
s- Que es lo que paso? -
m- Sucedieron muchos conflictos entre los ciudadanos y el estado, ambos llegaron al punto en que se enfrentaron por medio de las armas. Todo termino con el exterminio masivo de toda la población, por suerte yo logre sobrevivir a ello. -
s- Como lograste sobrevivir? -
m- Fue gracias a ese gran cristal el que yo sobreviviera, y que tu fueses creada.
Ella dejo de mirarme y regreso a observar las lineas.
m- Si eres lo suficientemente atenta puedes encontrar pequeños recuerdos de las personas que vivieron en este lugar. Lo que tienes que buscar son objetos con un cristal verde incrustado a ellos. Los recuerdos que encuentres se almacenaran en la base de datos. -
m- Regresemos, ya es hora. -

Creación mía II

Ella es alegre, siempre impaciente por aprender mas, nunca se cansa de los nuevos sucesos a su alrededor, siempre diligente a explorar nuevos lugares, objetos o seres vivientes.

Por otro lado ella es tranquila sobretodo cuando esta pintando, cuando ella lo hace yo prefiero observarla mientras toco el piano o la guitarra, dependiendo el sentimiento que transmita lo que pinta toco suave y lento o fuerte y alegre.

Como sea, ambos vivimos aislados del mundo en un lugar que prepare para los dos.

Estamos rodeados de altas montanas heladas con bosques sobre sus bases, en el centro esta nuestra casa rodeada de extensas praderas donde abundan los cereales silvestres que son alimento de pequeños grupos de siervos.

Es un lugar tranquilo, a pesar de su triste pasado del cual me avergüenzo, si tienen una vista aguda notaran patrones ocultos entre la hierba, esos patrones son ruinas de esplendidas edificaciones de mi antigua ciudad natal.

Tuvo mejores días, lo se por que me toco verlos, y por desgracia vivir el fin de ellos.

Creación mía

Ella siempre esta sentada sobre mi cama, no hace nada mas que seguir leyendo, algo muy típico de ella.

A cada rato me levanto de la silla y preparo té para ambos, se lo ofrezco, lo toma en sus pálidas manos, le da un sorbo, lo deja sobre el marco de la ventana y sigue leyendo.

En veces salimos a caminar, cada vez que nos toca el sol todo es un mundo nuevo para ella. Se pone a observar a su al rededor y si encuentra algo que le interesa, pasa minutos observándolo hasta que decide interactuar con el.

En veces salimos en la noche a observar las estrellas o algunos planetas lejanos.

Ambos quedamos maravillados de lo que nos rodea, de lo que esta allí fuera.

Tal vez alguien se pregunte quien es ella.

Ella es mi creación, ella es el éxito de toda una vida de estudio, ensayo y fracaso.

A diferencia de lo que muchos imaginan, ella es 95% orgánica  creada a base de mi ADN ademas de unas modificaciones a su estructura, ella es básicamente superior a un humano o un androide.

Tiene las ventajas de ambos permitiendole trascender a algo superior.

Frío

Me encuentro parado sobre la nieve, esta llega hasta mis tobillos, tengo mi chamarra usual, pero bajo ella tengo un traje negro.

Miro a al rededor de mi y veo que estoy rodeado por paredes naturales de piedra blanca, en medio de esta “abitacion” hay un pequeño lago y sobre el hay un pequeño puente de piedra.

Todo esta cubierto por la nieve que cae.

Sacudo la nieve que se acumulo en mis hombros y camino hacia el lago, el agua era un azul que te decía que estaba realmente fría, pero no hice caso de ello y metí mi mato al agua sacando un poco con la palma de mi mano.

El agua estaba fría, pero ese frío no era el que esperaba, un frío insoportable, era un frió del que se disfruta incluso cuando es una temporada de invierno.

Rápido me vino a la mente una ocasión en la que salí a la calle como a eso de las 2:50 a.m. estaba lloviznando, pero yo había salido sin un suéter. Esperaba morirme del frío mientras caminaba por esas obscuras calles, pero para mi sorpresa era ese mismo frío que el de mi mente, un frío agradable.

A ese azul me refiero.

Parece que estas solo.

Me encuentro en una especie de base militar improvisada, de esas que se encuentran en el campo de batalla con trincheras y algunos pequeños bunquers para los altos mandos que estén a cargo, estos bunquers se encontraban en una pendiente, cada uno estaba posicionado aleatoriamente en dirección horizontal, cada trinchera en la que se encontraba cada bunquer parecían escalones en la pendiente.

Recuerdo que me encontraba en la trinchera  que estaba en la base de la pendiente y que me dirigía a el pequeño bunquer, al entrar mire a un amigo sentado viendo un televisor, decidí no molestarlo y comencé a subir, cada trinchera a la que subía se encontraba vacía, cuando llegue a la de hasta arriba me senté en una banca de madera que estaba frente a la puerta, esta era de malla.

Mientras miraba la puerta también volteaba a mi alrededor y al cielo, veía como obscurecía, eran cercas de las 8 p.m. para que se den una idea, en parte me sentía desalentado y vacio, entonces escucho que alguien estaba caminando hacia donde me encontraba, era la chica de antes, esa chica de pelo obscuro que me había mostrado aquella Katana.

Se sentó a mi lado izquierdo y comenzamos a hablar;

—Parece que estas solo. —

Sí, sí que lo estoy.

— ¿Crees que eso sea bueno?—

No lo sé, siempre he estado solo por lo que no sabría la diferencia entre estar solo o estar acompañado de alguien.

—Ahora estas acompañado de alguien. —

No es a lo que me refiero, claro que siempre he estado rodeado de personas, mi familia, compañeros, conocidos, desconocidos… Lo que trato de decir es que nunca nadie se ha detenido un momento con migo para saber cómo me encuentro o platicar más personal mente, todos los que me han hablado solo llegan con un “Que hay” y entonces comenzamos a hablar de tontadas o de cualquier tema.

Pero cuando quiero desahogar algún pensamiento o sentimiento, no hay nadie, ni mi familia.

Eso es a lo que me refiero.

—Ya veo, pero dime, ¿Que es lo que estás haciendo ahora?—

Desahogándome.

—Me tienes a mí, siempre estoy aquí. —

Lo sé, pero aun que te tenga a ti, me siento frio, además eres mi subconsciente, eres básicamente yo, nos estamos hablando a nosotros mismos, eso es triste.

— ¿Y qué hay de aquel amigo que se encuentra viendo la televisión?—

¿El? Es mejor dejarlo que siga como va, la vida le sonríe, no me gustaría amargársela con mi no grata presencia.

— ¿Acaso no te está tratando bien la vida?—

Así es, cada vez voy de mal en peor, todo gracias a mi familia, además, tu sabes que eso es verdad, el que un hijo llegue a tener éxito depende en su formación y educación por parte de los padres, así que es correcto decir que ellos tienen tanta culpa como yo.

—    ¿Qué planeas hacer?

No lo sé, mis opciones son casi nulas, al menos hasta no cumplir la mayoría de edad. Hay veces en las que pienso rendirme y tomar el camino del cobarde, este mundo actual es lo peor que puede haber, me avergüenza esta especie de humanos sin el suficiente intelecto para haber creado un lugar mejor, en el que todos tienen la oportunidad de prosperar por tus habilidades y no por tu mano de obra.

*En ese momento parecía que los dos estábamos diciendo lo mismo al mismo tiempo*

Cada vez me dan más razones por las que el ser humano debería de ser erradicado de este universo sin piedad, lo único que me permite seguir teniendo fe en el ser humano es ver cómo algunos de mis hermanos logran hacer un pequeño impacto en este mundo para mejorarlo, los considero mis hermanos porque compartimos un mismo objetivo, el que el ser humano deje de ser egoísta y use ese cerebro que le ha sido otorgado en el bienestar de sus iguales.

[Termina la platica]

Entonces suena una alarma que nos dice que estamos bajo ataque, por alguna razón ella desapareció cuando le quite la mirada de encima por hacerle caso a la alarma, pero cuando me di cuenta tenía una Katana en la mano izquierda, era la misma de aquella vez.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 42 seguidores